martes, 31 de marzo de 2009

Un encuentro no tan causal.

Gafas oscuras, el cabello levemente recogido, esperando paciente en uno de los bancos de la plaza.Unas manos muy suaves tapan sus ojos y se alegra al terminar la espera. El encuentro tiene un objetivo, la relación venia desde hace tiempo pero sin ser aceptada, se dirigen al hotel donde ya tenían reservación, piden al servicio que le traiga una botella de vino espumante como ya era costumbre. Mientras esperan deciden ponerse cómodas ya que los encuentros no eran tan frecuentes, se ponen ropa muy sensual y delicada, entre charlas y sonrisas llega el vino, sirven y continúan la conversación entonando un ambiente muy agradable, pasaban mucho tiempo alejadas y les dolía no poder compartir la vida mas que comentando los días de sus aucensias. La botella se acaba y no hay intención de seguir hablando, una se dirige a la habitación insitando que la sigan, se acuesta en la cama y en instantes los cuerpos se chocan , las manos ansiosas recorren esas cinturas que tanto anhelan, las piernas se acarician lentamente después de tanta espera, los labios al borde del desgaste dejan entrelazar las lenguas que se ahogan en la dulce mezcla de salivas, las manos siguen investigando con los dedos impacientes de liberarse en el placer, gritos suaves se van asomando al involucrarse con tan conocida cifra, la cabellera rubia entre los pies suaves aumentan gradualmente el volumen de gemidos involuntarios, el amor después de tanto tiempo se concreta y el sol las apura al terminar la noche. La respiración calma y los ojos descansan enfrentados envueltos por un cálido abrazo. El amanecer las despierta y ellas saben que la despedida se acerca a pesar de no ser definitiva, después del desayuno se alejan, sabiendo que habrá un próximo encuentro, una próxima oportunidad de amarse, y siempre con la esperanza de en algún momento no tener que ocultarse y dejaran de preocuparse por reacciones ajenas.

Es un texto antiguo... pero por consejo de mi madre lo posteo nuevamente... besitos a todos!

7 comentarios:

Gabriel dijo...

Amor... No importa el tipo de amor, siempre, en esencia, es genuino. Amar es lo mas precioso que nos puede pasar. Y dejar que las emociones fluyan. Besos!!!

LaU dijo...

Espero que no pase mucho tiempo en que puedan sacarlo, sin importar lo que los demás piensen ...


Abrazo y besos hadahadita!
=)

mimbre dijo...

Hola Hadita...
Lo importante es el Amor y el mutuo respeto de las amantes, despues, como decimos en el truco: Los de afuera son de palo¡¡¡
La hipocresia de esta sociedad, te condena si es a la vista de todos, más a puertas cerradas permiten atrocidades monstruosas...
Un abrazo
Osvaldo

gabo dijo...

Me gusta mucho como escribís. Y dale gracias a tu mamá por hacernos llegar este texto.

ESENCIA dijo...

Me alegra leer estos textos, como dicen por ahí, el amor siempre, en Esencia, es genuino. Y como decía Mecano en uno de sus temas.... con las piedras que me tiran hago yo mi muralla.
A ver si los humanos somos capaces de una vez por todas, de ser tan inteligentes como decimos que somos, llamamos las cosas por su nombre, y nos dejamos de cuentos chinos, y alabanzas a lo convencional. Cada persona, de forma individual y perteneciendo a la sociedad, es distinto a los demás...y siempre seguirá siendo persona.
Todavía no ha nacido una persona con poder para juzgar, si eres más o menos, o si tus sentimientos son equivocados.
Asi que desde aquí, alzo mi bandera a favor de cualquier sentimiento, que no dañe a nadie.
Abrazos.

gla. dijo...

Siempre me gusto este texto...y no porque tenga una inclinacion especial hacia ningun lado...sino porque esta tan bien escrito...es mi sencilla opinion de lectora de tus escritos...

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Es el amor
Es la piel
Es la vida
Todos los matices
tienen cabida

Hermoso y sugestivo texto

Un saludo desde este Medellín