viernes, 3 de abril de 2009


Cuenta una vieja historia sobre dos seres de inimaginable belleza, que se amaban con una enorme pasión. Cuentan que eran los únicos habitante y podían disfrutar de todo el planeta, cada centímetro habían inundado de luz y rebalsaba de armonía, todo era una perfección única. Hasta el momento que su amor fue tan grande que provoco una expolición que los exilio hacia direcciones opuestas, aunque dejando nueva vida en el planeta. uno quedo totalmente frió y sin luz,mientras el otro era fuego intenso, que te hace arder si te acercas. Siempre se necesitan, aun en la distancia, solo pueden acercarse nuevamente cuando hay eclipse, y en su profunda soledad, dan esperanza a muchos soñadores que los observamos desde el planeta.

5 comentarios:

Javier dijo...

bonito relato... Puede suceder que ciertos amores, después de demasiada intensidad acaben con el mundo de por medio...
un abrazo

gabo dijo...

wow, me impresiona tu calidad de escritora. Ese romance tipo eden o platónico, tan conocido por estos lados.

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

muy bello me ha gustado mucho

ericram dijo...

De allí que los eclipses tengan esa "especie de magia".
Muy lindo. Besos.

LaU dijo...

Nada más cierto!

Los eclipses son tan bellos, y nos hacen soñar ...

Hola Hadita
Pasando a saludar por este bello lugar
=)
Beso